Qué es ser yo?

Wow! Esta pregunta podría tener muchas y muy variadas respuestas, soy muy complicada la mayoría de las ocasiones, es como si en mi interior habitarán distintas personalidades.

Por un lado está mi yo superficial, la mujer enojona, controladora, distraída e introvertida; sin embargo cuando miro un poco más en mi interior me encuentro la ternura, la bondad, la sensibilidad, la valentía, la creatividad, la audacia, el amor… Cómo una vez lo dijo mi hermana, “quién diría que abajo de algo tan duro habría algo tan aguado”… Siempre me ha dado risa recordar esta frase.

En fin… Ser yo es expresar mi libertad a través de la escritura, poner en líneas mi felicidad, mi nostalgia, mis valores, mis ideas, mis lágrimas, mi esperanza, mi grandeza, mi ilusión, mi amor, mi locura.
Es agarrar una hoja en blanco y dejarme llevar por el viento que susurra y por el corazón que palpita; es plasmar mis emociones con la ilusión de transmitir sensaciones.

Ser yo es danzar sin ritmo en una habitación, cantar a pesar de nunca llegar al tono y saber que nada de eso importa mientras yo me sienta feliz.
Es extrañar a mi familia, pensar en ellos a diario y mandarles mucha luz y amor desde la distancia.
Es sentirme radiante de felicidad cada que aprendo algo nuevo.
Es perderme en la lectura de un libro, viviendo la vida de los personajes mientras estoy sumergida en sus páginas.
Es reencontrarme todos los días en distintas formas y teniendo la certeza de que puedo reinventarme una infinidad de veces.

Ser yo es perderme mirando el cielo mientras quedó maravillada con la majestuosidad de las nubes y con la grandeza de un bello atardecer, es sentirme pequeña mientras escucho las olas del mar y a la vez tan afortunada de poder observar lo espectacular de la naturaleza.
Es amar con locura, estar dispuesta a llorar y a reír, a despertar un día con las emociones revueltas y con cero presión por querer ordenarlas.

Ser yo es vivir amando, aprendiendo, jugando y escribiendo. Es elegir estar siempre aquí presente para mí y para los que amo procurando dar lo mejor cada día.

Arita

Alocada empatía

Como decían en aquella película por demás conocida: “el corazón de una mujer es un profundo mar de secretos” y sin temor a equivocarme puedo asegurar que así es para la mayoría de las mujeres, es más, para la mayoría de las personas; todas guardamos amores, desamores, dolor, nostalgia, pasiones, ilusiones, esperanzas y podría seguir pero la lista puede llegar a ser inmensa.

Todos tenemos mil historias por contar y muy pocas personas dispuestas a escuchar.
Quizá solo puede bastar un poco de interés sobre el soundtrack de vida de las personas; por ejemplo, si escucharás un poquito del mío me podrías visualizar en un charquito de estrellas mientras cometo el que podría ser el error más grande del mundo, hasta sentir la adrenalina de dar un beso cómo si fuera esa noche última vez y poder frenar el mundo por un segundo en aquella luz de día que reconfortó tanto mi espíritu y que en algún punto llegó a desearme que el corazón no pasará de moda y que ser valiente no saliera tan caro.

Podrías soñar conmigo mientras la bondad y el amor renacen con aquel deseo escrito en alto, con la convicción de que el miedo no estaría cuando decidiera despegar.
Un buen día me descubririas despertando con la seguridad de que todo estaría bien porque sabía que la lógica del mundo no podría dividirnos ni el futuro incierto iba a preocuparnos; tenía la fuerza necesaria para no marcharme.

A través de mis canciones de vida conocerias los brazos donde al fin encontré la quietud, sabrías que todos los días me pregunto que hice para merecer un amor tan bello.

Hay tantos sentimientos encerrados en las canciones que estremecen nuestra alma que si aprendieramos a escuchar detenidamente lograriamos generar un poco de empatía con la emoción de las personas que comparten nuestro día a día.

Concluyó esta entrada que es quizá una de las más locas e incoherentes que he escrito, pidiéndote que no pierdas confianza aunque sientas que la luz se apaga. Lo mejor está por venir…. Y es que, aunque aún me falten muchísimas canciones aquí, esta última no podía faltar en estas líneas.

Arita

La inspiración llega contigo, con tus palabras, con tu sonrisa, con tu mirada, con aquella canción que siempre me ubica cerca de ti.

Tantas cosas que contar y a su vez tantos secretos por guardar porque no puede esperarse menos cuando se comparten tan gratos y maravillosos recuerdos juntos.

El cariño construido se ha vuelto incondicional aunque nuestro camino se haya vuelto irreversible.

Pedacito de mi vida

Hoy te escribo a ti pedacito de mi vida para decirte que honro tu presencia y agradezco a Dios la dicha de tenerte en mi día a día.

Te veo jugar ajeno a todo lo que sucede a tu alrededor y admiro tu dedicacion, tu imaginación y las ganas que le pones a todo lo que haces, me impregnó de tu inocencia y me maravillo a través de todo lo que tus ojitos van descubriendo en el camino. Tú inocencia trae magia a mi vida, iluminas el espacio solo con tu sonrisa y no hay malestar en mi corazón que no se cure cuando tus bracitos rodean mi cuello en un tierno y cariñoso abrazo.

Todos los días me pregunto si estoy haciendo lo suficiente para que tengas una infancia feliz, si estoy creando unos buenos cimientos para tu educación y para tu vida.
Me han surgido los miedos más inimaginables pero también he conocido el amor más puro, sincero e incondicional. A tu lado la vida tiene los matices más brillantes, el sol es más resplandeciente y la lluvia mucho más divertida.

No puedo prometerte un camino sin obstáculos pero si te prometo hacer mi mejor esfuerzo para crear unas bases sólidas y con buenos valores, te prometo una niñez con muchas sonrisa, aventuras y sobretodo mucho amor.

Mi incondicionalidad para ti no tendrá fin, hoy estás muy pequeñito para entender la magnitud de mis palabras pero yo me encargaré de que tengas mi apoyo a cada momento; un día habrás crecido y tendrás las alas lo suficientemente fuertes para emprender tu vuelo, para conquistar tus propias batallas y nada me dará más orgullo que verte enfrentar la vida con valentía, amor, perseverancia, respeto y responsabilidad, porque hoy por hoy mi objetivo cómo madre es sembrar estos valores en tu corazón y en tu vida.

Vive con alegría y audacia, aquí estaré yo para ser tu apoyo y tu guía, para celebrar tus victorias y curar tus heridas; mira adelante siempre pero jamás olvides de donde vienes, honra tu pasado porque cada experiencia que vives te servirá para construir tu futuro.

Hoy te escribo a ti pedacito de mi vida para gritarte que te amo, para agradecerte tu mirada, tus abrazos, tus sonrisas y tus besos, porque tu existencia es lo que da el mayor sostén a la mía.

Arita

Elección de amor

Quieres, amas, lloras, superas, aprendes y sigues con tu vida, cada minuto es parte fundamental de quién eres ahora; sin todas aquellas experiencias no habrías llegado a esta parte del camino.

Un día despiertas y descubres un amor bonito y sincero, tienes la seguridad que ese es el mejor regalo que pueden tener para contigo porque el sentimiento más puro y real que comparten es el agradecimiento.

La vida no se detiene y todo fluye con el transcurso del tiempo, somos la suma de todos nuestros acontecimientos, somos la calidez de cada abrazo recibido, la esperanza de cada proyecto planeado, la satisfacción de cada sueño cumplido, el amor de cada beso otorgado, somos lo que creamos, lo que inspiramos y lo que transmitimos.

Gracias a ti… gracias a mi, por lo que fuimos, por lo que somos y por lo que seremos, porque tu presencia trae ilusión, motivación, armonía, paz y crecimiento, por vivir cada día creyendo en un mañana mucho mejor, con nuevas aventuras, con nuevos amaneceres y con la convicción de que cada día damos nuestro mejor esfuerzo para nunca detenernos, para mirar adelante sonriendo a la vida y al amor.

Hoy elijo ser feliz en plenitud, ser un buen ejemplo para quien cada día observa mis pasos, ser la madre que educa con amor y respeto, ser la compañera que tome tu mano y logré llegar a tu corazón, ser la amiga que te escucha sin juzgar, pero sobre todo ser la mujer que lucha por sus ideales, que alimenta sus ganas de crecer y que cada día se enfrenta al mundo con fuerza y determinación.

Hoy te elijo a ti… a mi… a nosotros.

Arita

Te escribo a ti solo para decirte que te amo, sin ataduras ni resentimientos, sólo te amo por como eres y sin pretender retenerte a mi lado… te dejo volar porque mi amor sólo necesita verte feliz por sobré todas las cosas.

Nuestra ausencia

Te encontré un día mientras vagabas sin un destino fijo, tu mirada ausente provocó una ligera descarga eléctrica sobre mi espalda y entonces supe que compartíamos una misma emoción, un sentimiento extraviado cargado de añoranza y a su vez desbordante de amor.

Seguí tus pasos con la intención de dar consuelo a mi alma, provocando que sin planearlo las lágrimas resbalaran por mis mejillas; recordé la gratitud, la confianza y la complicidad; me reencontré con el amor incondicional que sin ser consciente de ello siempre ha guiado mi corazón.

Te encontré un día y aún sin mirarme re ubicaste mi camino; a pesar de sentir unas ligeras punzadas de dolor en el corazón, está emoción compartida ha logrado impulsarme hacia la conquista de mis más grandes anhelos, las lagrimas de añoranza han abierto el paso a la particular sonrisa que le sigue a una lección aprendida, descubro que con el tiempo me he re inventado en varias ocasiones y eso me da la fuerza para creer que puedo lograrlo una vez más.

Te encontré y supe que no solo era tu mirada sino que todo tu ser estaba ausente, lejos de mi, de ti y de nosotros, exhalé un suspiro con la convicción de querer desviar la mirada para dejar de mirarte y comenzar a mirarme; no para dejar de amarte pero si para volver a amarme.

Arita

La tonalidad del tiempo

clear glass with red sand grainer

Photo by Pixabay on Pexels.com

Tic tac tic tac tic tac… las manecillas del reloj jamás se detienen, los años han pasado sin apenas ser consiente de los grandes cambios que se han producido en este corazón aislado de adrenalina pero siempre sobrecargado de amor.

Con una hoja en blanco frente a mí las emociones se agolpan en mi alma de forma mucho más clara y ordenada, trayendo innumerables recuerdos de aquel ayer donde hice de la escritura mi más grande aliada y mi mejor confidente, escribí tantas memorias que llegue a pensar que había agotado mi ración de creatividad e inspiración. Sigue leyendo

Por amor a mi patria

En estos días que se han estado escuchando y leyendo tantas notas del terrible comportamiento de algunos mexicanos en Rusia, me ha nacido expresar la profunda tristeza que siente mi corazón al ver esta situación.

Las elecciones están a la vuelta de la esquina y todos o al menos la mayoría de nosotros, estamos analizando propuestas para votar de forma consiente y con un objetivo claro: la mejoría de nuestro país.

Queremos tener una calidad de vida segura y plena, exigimos respeto pero tristemente hay quienes no son capaces de otorgarlo a otros seres humanos; hoy estamos dejando una imagen mediocre y denigrante al mundo.

Habemos millones de personas que llevamos a México en la piel, que nos enorgullecemos de nuestras raíces y sentimos que se nos eriza la piel al cantar el himno nacional, que sabemos el valor que tiene nuestra cultura, llena de color, de música, de baile, de sabor y de vida.

Habemos millones que día con día queremos expresar la humildad y el carisma que habita nuestros corazones, queremos seguir alimentado el amor por las artesanías, por las danzas regionales y por el sazón de nuestras comidas; porque sabemos que esa es nuestra más preciada riqueza.

Habemos tantos queriendo un México mejor que me indigna, me enoja y sobretodo me entristece que hoy las miradas están puestas en esa minoría que solo demuestra la poca dignidad que tienen para si mismos y por consiguiente para su país, en esa minoría que no conoce el respeto ni la lealtad.

Si los que queremos enaltecer a nuestro país somos más, ¿qué necesitamos para sobresalir ante esas personas que no luchan de nuestra mano? ¿Qué me hace falta como mexicana para defender a mi patria? ¿Seguiremos esperando que nuestro nuevo presidente mágicamente cambie las acciones y mentalidad de toda una nación?

Los buenos somos más y por eso es necesario que empieces desde hoy a hacer lo que debiste hacer desde siempre, que demuestres con acciones lo mucho que amas a tu país, que actúes de acuerdo a los valores que te inculcaron tus padres y le tiendas la mano al prójimo para juntos avanzar hacia un objetivo en común de bienestar social.

Hoy me retó a mí misma y te reto a ti a hacer la diferencia diariamente con pequeñas o grandes acciones, a crear conciencia de que los mejores cambios nacen cuando te tatúas en el alma y el corazón la convicción de querer obtener los resultados deseados.

Quiero enseñarle al mundo la otra cara de mi amado país y para eso necesitamos unirnos los que llevamos nuestra patria en alto; porque amo mis raíces y me declaro orgullosamente mexicana.

Arita

Feliz aniversario!!

Hace un año que ante Dios prometimos amarnos, cuidarnos y respetarnos para toda la vida, recuerdo ese mágico día en el que los nervios invadían todo mi cuerpo, la ilusión iluminaba mi alma y la emoción se me desbordaba en los ojos cuando te vi aquel primero de Octubre.
A partir de esa tarde en la que me vi reflejada en el brillo de tu mirada, supe que había tomado la decisión correcta al querer compartir cada minuto de mi vida contigo, tuve la certeza de haber encontrado al mejor cómplice de aventuras.

Hoy se cumple un año de aquel día y reconozco que sigo sintiendo lo mismo que aquella tarde; han sido 365 días de aprendizaje en los que hemos caminado de la mano, avanzando incluso por encima de nuestras diferencias; hemos creado nuevas oportunidades iniciando una nueva etapa juntos, hoy tenemos una hermosa carita que nos observa todas las mañanas y nos regala incontables momentos de felicidad, agradezco a Dios por este año que he transitado tomada de tu mano, por los buenos y los no tan buenos momentos que hemos vivido, por darme al mejor compañero de vida y por sobre todas las cosas agradezco la gran dicha de guiar juntos la vida de nuestro pequeño. 

Gracias por tu paciencia, por tu entrega, por tu comprensión y por tu amor; quiero seguir luchando a tu lado por la realización de nuestros sueños.

Feliz primer aniversario.

Te amo. 

Arita